sábado, 8 de agosto de 2009

Decisiones.

Dicen por ahí que las decisiones importantes son las que más nos cuestan. Pues bien, lo que dicen por ahí es cierto. Nunca me he visto obligada a tomar ese tipo de decisiones. Tan importantes que pueden llegar a cambiar tu vida. O incluso la de otra persona. Estoy orgullosa de mi misma, y lo más importante, me siento bien. Creo que he hecho lo que tenía que hacer. Pido disculpas a la persona que he podido hacer daño. Yo no soy quién para hacer daño o herir los sentimientos de alguien. Y quiero que sepas, que en ningún momento pretendía herirte. Pero creo que yo también tengo derecho a ser feliz. Todos tenemos ese derecho. Y la felicidad hay que buscarla, antes de que se te pase el tren. Lo peor de todo, es que ese tren, tal vez solo pase una vez por tu vida. Con lo cual, no podemos dejar que se valla. Hay que escoger un camino, no se puede recorrer dos al mismo tiempo. Sé que he hecho la decisión adecuada. Ya que me siento feliz. Muy feliz. Quizás más que nunca. Y también sé otra cosa. Sé que le quiero.

5 comentarios:

Juan dijo...

Espero que hayas tomado la decision adecuada. Un besazo y todo mi @nimo.

Olga dijo...

No te arrepientas nunca de haber tomado una decisión, aunque luego resulte que no haya sido la adecuada, pues lo importante es dejarse llevar por uno mismo ;)

Alejandra dijo...

Woooooow !
qe seguridad, qe bueno q no te arrepientes de tus decisiones, si hago memorias tngho algunas decisiones de las q no debria pero si me arrepiento u_U

Qe estes de lo mejooor

Saluudoos

Juan dijo...

Weno espero que estes bien, que no escribes porque estas de vacaciones o que se yo. Un besazo.

Juan dijo...

Mañana pasate por mi blog que tienes un regalo. Un besazo.