miércoles, 8 de julio de 2009

El mundo me vuelve a sonreír.

Al final, va a ser verdad eso de que los sueños se cumplen. Es increíble como tu vida puede cambiar de la noche a la mañana. Es increíble, como en un solo día, todo ha cambiado. Como, después de tanto tiempo, el mundo me vuelve a sonreír. Me esta dedicando la mejor de sus sonrisas. Es difícil de creer. Es como un cuento de hadas, una historia con continuación. Un cuento sin final. Me siento Feliz. Sí, feliz. Es más, me siento la persona más feliz que ha podido existir jamás. He pasado de la profunda de las amarguras, a la felicidad infinita. He anhelado cada una de tus caricias, cada uno de tus besos, abrazos y sonrisas, tus palabras de amor, esas palabras que me emocionan, me llegan al alma y aceleran mi corazón, donde se quedan grabadas y encerradas bajo llave. Ahora, todo eso, ya no son tan solo recuerdos. Son realidad. Ahora son presente y futuro. Dejémonos de recuerdos, de enfados, de palabras, de reproches, de promesas, de fechas, de días, de las horas y los minutos; dejémonos de tonterías. Vamos a reconstruir nuestro mundo, vamos a enamorarnos cada día más, vamos a amarnos como nunca nadie ha amado; vamos a centrarnos solo en una cosa, vamos a centrarnos en ti y en mi. Solo eso. Nada más.

3 comentarios:

Yo, la que olvidaste.- dijo...

Que rico que éstes Feliz !!!

Te deseo Un hermoso Día

Un Abrazo, desde Mi Mundo.-

Olga dijo...

Me ha encantado el optimismo de este texto ;)
Me pasaré por aquí frecuentamente!

Leticiia..*] dijo...

jo..poiis fiirmeiiche abaiixo.
eq miima..non me entero aiinda moii ben jeje:P